11.2.15

Reseña: Por trece razones-Jay Asher






Título: Thirteen reasons why/Por trece razones
Autor: Jay Asher 
Páginas: 268













"Las cosas no pueden volver a ser como eran antes. Como tú pensabas que eran. Lo único que tienes de verdad es el ahora."

Comenzamos la historia con Clay, el chico buena onda de la secundaria, que recibe un día un paquete con siete cintas. Cintas grabadas por esta chica, Hannah, que hace poco se suicidó. Estas cintas son su historia, sus razones. Trece personas que tienen la culpa de su suicidio.

Es un argumento deprimente, doloroso. Pero no me ha llegado, no sentí nada al terminar el libro, ni un gran cambio ni un gran dolor. La indiferencia es un sentimiento feo, chicos. La narración no me gustó, no la sentí fluida o creíble, que es lo que espero en estos libros realistas. 

Hannah me da bronca y un poco de lástima, pero más que nada bronca. Dejó que las cosas se juntaran, pequeñas y grandes; dejó que la bola de nieve empezara a rodar, dejó que la aplastara. Porque podía seguir, porque había esperanza, porque tuvo oportunidades para buscar ayuda, porque se acercaron a ella. Y decidió buscar excusas para justificar el suicidio. Y encima grabó estas estúpidas cintas para seguir mortificando a la gente, porque no era suficiente con su muerte, no, todos debían sentirse culpables también. Algunos se lo merecía, por supuesto, algunas cosas que pasó fueron horribles. Pero otros, la mayoría, no. No merecían sufrir más, tener que cargar con la culpa de la miserable vida de Hannah. Eso no es culpa de ellos, Hannah, no.

Me da bronca el libro, por Hannah, por los chicos de la escuela, por Clay que tiene esta maldita fe ciega en la protagonista, por los padres que nunca están presente en la vida de su hija (¿NUNCA SE DIERON CUENTA DE NADA?). Por todos tengo bronca. Que mundo de mierda. Que libro de mierda.



6 comentarios:

  1. A mi me gusto bastante, si me desespero bastante el dramatismo de la protagonista, pero aun así creo que le ocurrieron cosas bastantes injustas.
    Pienso que tiene una gran enseñanza, siempre pensamos que lo que hacemos no afecta a los demás y creo que este libro demuestra que eso no es verdad, es importante que sepamos que nuestras acciones tienen consecuencias y no solo en nuestras vidas, esta historia nos regala eso...
    Un saludo enorme y gracias por la reseña...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Brenda!
      No niego que la vida de la protagonista fuera injusta, que no haya pasado por cosas terribles. No lo niego, pero tampoco me llegó y no me sentí "mal por ella". No me gustó Hannah, no me gustó que echara la culpa a los otros y se regodeara en su miseria y luego se negara a ser ayudada, que nunca buscara ayuda tampoco... No sé, realmente no me gustó.

      Gracias a ti por leerla y comentarla.

      Nos leemos!

      Eliminar
  2. Hola Cande!
    Te enviolentaste con este libro. Y creo que fui la única del Club a la que le gustó y no odio a Hannah y sus razones. Pero bué... gustos son gustos. Leete algo más lindo así se te pasa la bronca.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anto!
      Jajajajajaja un "poquito" de bronca nomas, che. No en serio, no me gustó este libro para nada. Pero me alegro que hayas sido la única que lo disfrutó y pude entender a Hannah y a sus razones. Está bueno poder ver las cosas desde otra perspectiva y tu opinión me ayudó con eso, aunque no la comparta.
      ¿Alguna recomendación de un buen libro? Aunque estos días estoy leyendo cosas geniales, pero nunca viene mal un pendiente recomendado e interesante ;)

      ¡Un beso grande!

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    Gracias por la reseña ^^ Yo no lo he leído, pero tampoco me llama mucho.

    Besicos :D

    ResponderEliminar
  4. Comparto tu opinión en parte, pero yo no repudié tanto el libro; no le pido peras al olmo, es un librito sencillo que en realidad no pretende ni promete mucho, sólo una historia algo cursi y triste, que es lo que al final acaba siendo.
    Tienes razón, la narración es algo pobre:c

    ResponderEliminar